¡¡¡Presiona el botón Me gusta para entrar en la página!!!

La compañía Nokia aseguró el pasado sábado que corrigió un error de software en sus móviles avanzados Lumia 900 | Sarpanet.net Actualidad.

La compañía Nokia aseguró el pasado sábado que corrigió un error de software en sus móviles avanzados Lumia 900


La compañía Nokia aseguró el pasado sábado que corrigió un error de software en sus móviles avanzados Lumia 900

A principios de esta semana, Nokia afirmó que su primer teléfono 4G, que se comercializa con el lema “una forma increíblemente rápida para conectarse” podía perder ocasionalmente su conexión de datos debido a un error y prometió solucionar el problema para alrededor del 16 de abril.

“La actualización está ya disponible. Los consumidores tienen ahora la oportunidad de actualizar su versión del software de AT&T Nokia Lumia 900″, aseguró la compañía.

El Lumia 900 es el tercer teléfono de Nokia que funciona con el sistema operativo Windows de Microsoft desde que el año pasado abandonara su propio sistema operativo Symbian, y salió a la venta solo en Estados Unidos a través de AT&T el 8 de abril.

El dispositivo debería salir al mercado a nivel mundial durante el trimestre. El modelo ganó varios premios en la Feria Internacional de Electrónica de Consumo en Las Vegas cuando se presentó en enero.

Nokia ofrece a cualquiera que haya comprado un teléfono Lumia 900, o que compre uno antes del 21 de abril, un crédito de 100 dólares (unos 75 euros) en su factura de AT&T. La operadora vende el teléfono por 99,99 dólares (75,42 euros) con un contrato de dos años.

Nokia perdió el año pasado el dominio del mercado de teléfonos avanzados ante Apple y Google, y los analistas afirman que perdió el dominio en las ventas generales de móviles el pasado trimestre ante Samsung Electronics.

Esta semana, la compañía finlandesa también advirtió de que su negocio de teléfonos registraría pérdidas en los dos primeros trimestres de este año, mientras intenta renovar su línea de productos para competir con Apple y Samsung.

Fuente: eleconomista.es





©2012