En Estados Unidos ya hace años que empezó el ‘boom’ y actualmente cuentan con ofertas realmente amplias y asequibles.

En España, por suscripciones de 9 euros apenas se pueden encontrar un puñado de películas recientes y un par de series algo pasadas y sin todas las temporadas disponibles. En Estados Unidos, hay catálogos de cientos de miles de películas y todas las temporadas completas de las principales series de éxito.

Esta estupenda oferta ha conseguido que los servicios de películas y series por ‘streaming’ crezcan sin parar en el país y estén produciendo un fenómeno: el abandono del modelo tradicional de televisión de pago por cable. Los consumidores están dejando de contratar estos servicios a medida que otros como Netflix crecen.

Según un estudio elaborado por The Convergence Consulting Group, entre 2008 y 2011, la televisión de pago en Estados Unidos perdió 2,65 millones de clientes, un 2,6% de la población total y un 40% del total de suscriptores que dejaron el servicio en 2011.

El informe asegura que el alquiler por ‘streaming’ «ofrece un precio más bajo y ha alterado radicalmente el canal de alquiler mientras que ha afectado negativamente a las ventas de DVD, Blu-ray y Descargas y disminuido la suscripción a televisión».

 

Fuente: elEconomista.es





Etiquetas: ,

Comments are closed.